jueves, 21 de marzo de 2013

EL GUARDIÁN INVISIBLE

La verdad es que Dolores Redondo ha sido un descubrimiento por su novela y como persona.
Ya dije en una entrada que a mí me das un psicópata y me tienes contenta.
Bueno, pues si me das una novela con asesino en serie, ambientada en el Baztan, con una inspectora de la Policia Foral y aspectos mitológicos y me resulta creíble, ni te cuento cómo me pongo.











La novela engancha por la trama, por la historia personal y familiar de la protagonista y por esos aspectos mágicos insinuados con habilidad. Y por el paisaje, claro. Me siento como si hubiera vivido en Elizondo los últimos días, con los bosques, las lluvias, las iglesias y las brujas.



La propia Dolores está abrumada por el éxito que ha tenido. Se ha traducido a tropecientos idiomas y ha comprado los derechos de autor el productor de las pelis de Millenium. Para mi que en Elizondo le van a poner su nombre a una calle, porque dan muchas ganas de ir.
Además de todo esto, no se le ha subido la fama a la cabeza, charlo, firmó libros y hasta se vino a tomar unos vinos con las monas y las sisters. Lo pasamos muy bien y nos pareció muy interesante todo lo que nos contó.

Ahí van testimonios gráficos por si no me creéis. Que yo seré una mona, pero mentirosa ni un poco.



1 comentario:

  1. Cómo te veo, a este paso cualquier día estas tú firmando!

    ResponderEliminar

Comments system

Disqus Shortname