jueves, 9 de mayo de 2013

AROMAS

Me regalé este libro el día de Sant Jordi con la seguridad de que me iba a gustar. Los anteriores del mismo autor, Almas grises y La nieta del señorLinh, me parecieron preciosos. Pero éste, además, va de aromas y no hay cosa que me guste más que el mundo de los olores. No es una novela, es una serie de capítulos muy cortos sobre distintos aromas: abeto, cárcel, niebla, crema solar. Cada uno trae encerrado un recuerdo, una historia, un trozo de la infancia casi siempre --que es cuando más se nos fijan los olores en la memoria--. Es muy poético y nada cursi. Para paladearlo poco a poco, guardarlo y volverlo a leer cuando quieras recuperar, por ejemplo, el olor a sábanas limpias.

2 comentarios:

  1. ¡Ah el olor de sabanas limpias! ¡Qué bueno!

    ResponderEliminar
  2. ¿A qué si? y si se han secado al sol, todavía más.

    ResponderEliminar

Comments system

Disqus Shortname