martes, 6 de agosto de 2013

LA SONRISA DE ANGÉLICA

¿Qué mejor lectura para llevar a Sicilia que una novela de Camilleri?
Como esta había salido hace poco me la reservé para el viaje. Después de estudiar cuidadosamente el mapa vi que Vigatá no existe. Qué lástima, me hubiera encantado comer en la trattoria de Enzo y pedirle un par de recetas a Adelina.
He disfrutado esta novela porque soy incondicional de Camilleri. Montalbano queda prendado de la sonrisa de Angélica, una belleza de 30 años. Y no me extraña porque, con esa relación tan difícil que tiene con Livia, se veía venir. De todas formas, creo que a Camilleri se le notan los años, hay cosas que se repiten, parece que en la trattoria no renuevan la carta, que Catarella comete los mismos errores de siempre, como si  Montalbano fuera una copia de si mismo. Me ha dado un poco de pena, pero da igual, seguiré comprando todo lo que escriba este hombre, se lo merece. Y por mi subjetividad manifiesta le doy

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comments system

Disqus Shortname