miércoles, 7 de agosto de 2013

SICILIA 3 (AGRIGENTO)

No fue fácil llegar al Grand Hotel dei Templi de Agrigento sin GPS, sobre todo porque no estaba en Agrigento, sino en Vilaggio Mose. Y cuando llegamos por poco salimos corriendo. Imaginaos un pueblo de costa que tuvo su momento pero en el que ha cerrado casi todo. Un hotel como de los años 60 que nunca se reformó y al que las cuatro estrellas le cayeron del firmamento. Imaginaos que sois los únicos huéspedes de un hotel de cuatro plantas  ¿qué os sugiere? A nosotros, El Resplandor. Teníamos una consigna: si aparece un niño con un triciclo por un pasillo, salir huyendo. Para que veáis que no miento.

Desayunamos solos aquí



Agrigento sigue la tónica de Palermo: maravillas arquitectónicas hechas polvo. Las vecinas charlan en las ventanas de lado a lado de la calle bajo un tímpano de piedra labrada; los palacios se desmoronan; un propio se está construyendo una iglesia. En resumen, cada casa es un palacio y cada palacio una ruina.

San Francisco al borde del suicidio
Iglesia en autocostrucción.
De momento ya tiene la puerta




















La colada en el palazzo
No hay casa fea en Agrigento





















Todo está lleno de olivos, adelfas, palmeras y pitas. Muy cercano y muy lejano a la vez. Es bonito Sicilia, pero no me parece que sea un buen sitio para vivir. Creo que dan por sentado que las cosas van a ir mal. Los esperanzados emigraron.
 El Valle de los Templos es impresionante, pero tiene su riesgo hacérselo en verano, no hay ni una sombra y estábamos a 35 grados. Lo más bonito el Templo de la Concordia, sin embargo me decepcionó el Giardino de la Kolymbetra, que yo me imaginaba como el Generalife y, aunque es un jardín con naranjos, limoneros, granados y almendros, ni con la mejor voluntad se le puede llamar un vergel. En medio del valle hay un edificio donde el artista invitado expone su obra. O era sobrino de un capo o no entendemos porque a ese hombre le invitaron ni a una caña.


Templo de Hércules




Escultura del artista becado. Atención a la Hello Kitti.

Templo de la Concordia


Templo de Hera




















































¿Indiana Jones, Coronel Tapioca o Mrs Durrell?
Giardino de la Kolymbetra















 Un sitio muy recomendable para comer es el restaurante Ocean, en San Leone (lo único recomendable de San Leone, por otra parte) y en Agrigento encontramos el sitio moderno, que en Sicilia se aprecia más. Se llama àPutìa y es una bottega con unos vinos buenísimos y unos picables estupendos (vía Porcello 18/20).
Lo bueno de hacerte los templos andando es que se quitan las coplas con el hotel. A la vuelta, me encuentro a las gemelas fantasmagóricas y les digo "Buona sera".
Aprendimos dos palabras nuevas en italiano especialmente bonitas: agua con gas es acqua frizzante (notas las cosquillas en la nariz al decirlo) y en la carretera bandas sonoras son bandi rumorosi, que parece que te susurran al oído.



Más fenómenos paranormales: se nos
aparece la Virgen en San Leone


Restaurante-palafito




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comments system

Disqus Shortname