viernes, 9 de agosto de 2013

SICILIA 3 (ORTIGIA)


Si tenía razón Luis Llach en Itaca y cuando emprendes el viaje has de rezar porque el camino sea largo, el camino Agrigento-Siracusa es el ideal. Cuatro horas para hacer 200 kilometros. Es la famosa carretera de los pueblos que te permite ver muy bien toda Sicilia. Cuando por fin llegamos a nuestro destino, Ortigia, una isla unida por puentes a Siracusa, estábamos reventados.


Vistas desde la habitación
Por suerte el Grand Hotel des Étrangers (en Sicilia no hay un hotel que no lleve el Gran por delante) era lo que nosotros merecíamos. Así me imagino yo los hoteles elegantes de la costa azul: habitaciones con vistas al mar, aspecto señorial, spa, terraza. Está bien sentirse la Preysler aunque sea un día al año.
Aquí desayunábamos. Qué tiempos aquellos.












Vistas de la terraza



















Así como alrededores de Agrigento nos parecían una versión cutre de la Costa Dorada, Ortigia es como Cadaqués: tranquilo, elegante, con tiendas de artistas y yates en el puerto.
Todo es bonito y apacible, palazzos e iglesias, casas con entradas inmensas para los carruajes, calles peatonales. Vamos, lo que yo necesito (y merezco) para veranearme. Os recomendamos el restaurante La Foglia (Via Capodieci 29). No solo porque se come bien, es que es precioso. Cada mesa está decorada de forma distinta, con vajillas, copas y manteles diferentes. También en Sicilia hay gente con buen gusto.


Tienda de polos que te devolvía a la infancia

Restaurante La Foglia 
.
Esta será más barata y si la restauramos...
¿Nos compramos esta?
Aquí nos cabe el carruaje fenomenal
Angelitos forzudos
Callejuela florida
Palazzo que necesita restaurazione

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comments system

Disqus Shortname