miércoles, 23 de octubre de 2013

SANTA MARÍA SALOMÉ

Salomé la mala
Todos vosotros, queridos pecadores, oís el nombre Salomé y os ponéis a pensar en la danza de los siete velos. Pero no, esa mujer nunca fue santa porque:
a) Bailar despojándose de velos
b) Pedir de premio la cabeza de San Juan Bautista
no son motivos de canonización ni aunque  emborraches a toda la curia romana.
No, no. Santa María Salomé fue una mujer muy de su casa, madre de Santiago el Mayor y de san Juan Evangelista y se gastó sus buenos dineros en perfumes para embalsamar a Jesucristo y estuvo al pie de la cruz. Lo que pasa es que entre la Virgen María, María Magdalena y María Salomé, pasaron a la historia como mujeres al pie de la cruz o las tres Marías( la historia siempre tan machista).
Salomé la santa
 (por el aspecto parece prima de Santa Laura)






Que en aquellos años era como en nuestra infancia y todas eran María algo y al final ¿has visto a la Mari? ¿qué Marí?, si, mujer, la de Santi y Juan. Y la pobre Santa María Salomé perdió identidad. Ayer se celebró su onomástica y como una amiga muy querida de las monas se llama así, le dedicamos la entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comments system

Disqus Shortname