viernes, 13 de diciembre de 2013

PASAJE DE LAS SOMBRAS

Estoy en racha negra y polar. Negra porque, aparte de que me gusta, no me da la neurona para más, y polar porque en invierno apetece que en las novelas haga aún más frío que en tu ciudad.
Arnaldur Indridason escribe unas novelas secas, sin florituras pero a mí me gustan. En esta el hallazgo de un hombre muerto pone en marcha una investigación que se relaciona con un crimen cometido durante la Segunda Guerra Mundial, cuando en Islandia era común lo que llamaban "la situación", que consisitía en que las chicas islandesas ligaban con soldados extranjeros.
Hace poco comentaba la relación de la comida y la novela negra, lo diferente qué es según el país de origen. En esta novela, las pocas veces que comen algo, toman morcilla de hígado. Islandia ha bajado varios puntos en mi estima. Morcilla de hígado, a quién se le diga...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comments system

Disqus Shortname