miércoles, 22 de enero de 2014

ABRIL ROJO

Conocía a Santiago Rocanglio por las columnas que escribe en El País, que me suelen gustar mucho, pero no había leído ningún libro suyo. Estas navidades, paseando por la cuesta de Moyano, Ra-Mona (nuestra mona en el exilio que vuelve a casa por Navidad) me recomendó esta novela. Yo, pronta y bien mandada, me apresuré a comprarla porque Ra-Mona es una auténtica erudita que si no estuviera en el exilio me habría desplazado de mi propio niu. No es exactamente una novela policíaca, aunque hay crímenes e investigaciones. El protagonista, el fiscal Chacaltana, como dice en la contraportada "nunca ha hecho nada malo, nunca ha hecho nada bueno, nunca ha hecho nada que no estuviese claramente estipulado en los reglamentos de su institución". Un hombre gris, apocado, formalista que se ve envuelto en una historia de crímenes en un Perú violento, corruptoy desesperanzador. La novela se desarrolla en una Semana Santa en Ayacucho y las muertes parecen tener relación con las fechas señaladas, desde el Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección. Ya he dicho que no pertenece al género black is black, aunque descubras al asesino, te deja un poso triste por un país en el que la vida parece valer tan poco. Triste, pero se merece

1 comentario:

Comments system

Disqus Shortname