miércoles, 5 de febrero de 2014

SANTA ÁGUEDA

Primer ensayo de mamografía
Hoy es Santa Águeda a la que aquí  le dedican unos cánticos la víspera de su onomástica. La verdad es que es la santa típica. Cumple las condiciones básicas de toda mártir que se precie:
a) Ser de gran belleza y noble cuna
b) Que un romano malo y libidinoso se quiera casar con ella.
c) Decir que no
d) Que la lleven al consabido burdel donde no pierde ni la virtud ni la fe
e) Sufrir terribles tormentos entre cánticos de alabanza al señor.

Lo más original de esta pobre mujer es que entre las torturas infligidas estuviera arrancarle los pechos "lentamente" (textual, que los que cuentan vidas de santos son de un morboso que espanta), pero todavía más llamativo es que esa misma noche se le apareciera San Pedro y milagrosamente le volvieran a crecer. Es el primer caso de cirugía reconstructiva que se recuerda. Hoy me he enterado que, además de proteger la lactancia, evitar las mastitis y cosas muy relacionadas con su biografía, ¡es la patrona de las enfermeras! la mona Jacinta se hace cruces de la patrona que le han endosado. Yo soy más devota de Santa Florence Nightingale.

2 comentarios:

Comments system

Disqus Shortname