sábado, 26 de abril de 2014

CÉZANNE SITE/NON-SITE

El camino del bosque
De vez en cuando, para darnos de monas ilustradas, visitamos una exposición. Mi amiga Tita y yo debemos tener gustos muy parecidos, porque casi siempre me apetece ver las del museo Thyssen (en la ropa, en cambio, no coincidimos, ella es más de dorados que yo). Esta exposición era un valor seguro. Los impresionistas siempre lo son: los conoces, sabes que te van a gustar, no temes tener qué adivinar qué significa una instalación extraña o un video soporífero. Son cuadros de los que te llevarías a tu casa, láminas que has tenido por las paredes, viejos conocidos.
Bonito bodegón SIN perdices





Lo de site/non-site son unos conceptos que introdujo Robert Smithson (tampoco vas a ir a una exposición y no aprender nada) y que "plantean la dialéctica entre el trabajo al aire libre y el estudio" (panfletillo dixit). Vamos, lo que viene siendo paisajes y bodegones. Por cierto, Cézanne es de los pocos pintores que tiene bodegones que me gustan. ¿Por qué a tantos artistas les entró la pasión por la perdiz, el conejo o el faisán? Con lo bonitas que quedan unas cerezas o unas manzanas. Pues eso, si vais disfrutaréis con los caminos, los paisajes provenzales, los bañistas y los bodegones. No es arriesgado pero es precioso.
Los tejados de París
El estanque de Jas de Bouffan
¿a qué huele a verano?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comments system

Disqus Shortname