martes, 23 de septiembre de 2014

PASOLINI


Francia-Italia-Bélgica
Director: Abel Ferrara
Actores: Willem Dafoe, Ninetto Davoli, Riccardo Scamarcio, Valerio Mastandrea, Adriana Asti, Maria de Medeiros

Ni que seas Abel Ferrara, intentar terminar una película escrita por Pasolini es una temeridad; ya, realizar una biografía de Pasolini a la Pasolini es,... es,... Bueno, no se lo que es, pero a mi no me gustó nada. Yo habría preferido un biopic lineal, normalito, como sacado de wikipedia:

Pasolini nació en Bolonia pero de niño le llevaron por numerosas ciudades de Italia. Según decía, él era hijo de una familia representativa de la unidad italiana: "Mi padre desciende de una antigua familia noble de la Romaña; mi madre procede de una familia de campesinos friulanos que alcanzaron la condición pequeño-burguesa; la madre de mi madre era piamontesa, pero con vínculos con Sicilia y la región de Roma". Pasolini empezó a escribir poemas a los siete años y publicó por primera vez a los 19. Fue reclutado en la Segunda Guerra Mundial y capturado por los alemanes. Al finalizar la guerra, se unió al Partido Comunista. Pero fue expulsado dos años después a causa de su homosexualidad. Sus poemas, ensayos y artículos polemizan con el marxismo oficial y el catolicismo, a los que llamaba «las dos iglesias» y les reprochaba no entender la cultura de sus propias bases proletarias y campesinas. En 1961 se inició como director, y al poco tiempo creó una especie de segundo neorrealismo centrando su mirada en los personajes marginales, la delincuencia y la pobreza que arrastraba Italia desde la posguerra, y estableciendo un estilo narrativo y visual en el que priman el patetismo y la ironía sobre el humor grueso y a veces sórdido de sus historias. Después de veinticinco películas, su carrera se truncó cuando, en 1975, estrenó un film que convulsionó a toda la sociedad italiana e hizo que el autor fuera objeto de multitud de amenazas de muerte y presiones incluso políticas: Saló o los 120 días de Sodoma. En el Pasolini adopta un tono autocrítico hacia algunos pasajes de su obra anterior y adapta al marqués de Sade con toda crudeza y la máxima libertad con la que un creador se hubiera dotado nunca a sí mismo, desdibujando los límites convencionales y cinematográficos que encierran el erotismo, pornografía, expresión, sadismo, provocación y degradación humanas. La noche antes de morir dio una entrevista —hoy famosa— a Stampa Sera, en la que recuerda el peligro del fascismo
. El 2 de noviembre de 1975 fue asesinado en una playa de Ostia en circunstancias aún no aclaradas completamente.


Por cierto, Pier Paolo Pasolini se parecía mucho al personaje que Willem Defoe le representa en la película. Pero mucho, mucho.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comments system

Disqus Shortname