martes, 22 de septiembre de 2015

RUEDA DE PRENSA TRUMAN

Asisten el director, Cesc Gay, la productora Marta Esteban y los protegonistas: Ricardo Darín, Javier Cámara y Dolores Fonzi.


  • Preguntan sobre la química Darín-Cámara.

Javier Cámara: Admiro mucho a Ricardo. Estaba un poco asustado, Sabía que no iba a poder mentir como otras veces. Iba a tener esos ojos a 50 cm de mi; esos ojos son como un escáner. Lo pasamos muy bien en el rodaje. Ricardo genera muy buen ambiente de trabajo.

Ricardo Darín: Con Javier todo es muy fácil. Él habla de mi energía pero yo necesitaría todo el día para hablar de la suya. Fue un amor a primera vista. (Ríe)
La amistad entre los dos permitía equilibrar la parte triste de la historia.

  • ¿Cómo abordasteis un tema tan difícil?

Ricardo: Siempre es difícil cuando uno tiene un tema así entre manos. Se mueven fibras internas, dolorosas. Nuestro trabajo es lidiar con eso. Algunos de nosotros hemos vivido cosas así de cerca. A Dolores y Javier les pasó que los sorprendieron ciertos momentos. A veces una pausa un poco más larga de la cuenta acababa provocando un descanso porque se nos llenaban los ojos de lágrimas.
Aun así, nos recordamos a nosotros mismos que no hemos vivido un rodaje más placentero y con mejor energía que éste.

Javier: También vimos un Barça-Madrid, buscábamos maneras de desconectar. Dolores llegó a mitad de rodaje, sin toda esa carga que llevábamos, dando aire fresco.
El comienzo de rodaje fue muy especial. Empezamos en Amsterdam. Eso nos permitió visualizar la peli desde otro ángulo, ver todo desde fuera.

- Javier, ¿los echas de menos?

Javier: Este reencuentro es muy bonito. Yo les he echado mucho de menos. El rodaje fue como estar en casa. Rodamos casi todo en Chamberí. Íbamos a comer a los bares a los que suelo ir. Y luego se fueron todos y yo me quedé. Si hasta creamos un grupo de whatsapp! Me paso el día friéndolos a mensajes. He pedido la nacionalidad Argentina. Ricardo es español, yo quiero ser como él. Ha sido un placer. Ricardo te hace volar muy alto. De hecho es piloto. Eres piloto, verdad?

Ricardo: Sí, sí.

J: No era una metáfora.

A Cesc, ¿por qué elegiste este tema?

Cesc Gay: A veces pasas por estas experiencias. Fue un poco terapia para mi. Me fascinaba cómo reaccionaban algunas personas. A veces con rechazo, con humor... Como el momento en la funeraria, que luego fue una escena. Luego lo guardé durante un tiempo en un cajón. Hice “Una pistola en cada mano con Ricardo y con Javier y al acabarla, lo recuperé.
Todo el mundo tiene sus muertos y cuando hablas las cosas, les pierdes el miedo. No me gusta el drama, quería hacer una película amable. Tampoco quería frivolizar sobre el tema ni que nos pusiéramos demasiado intensos. Todos fuimos como funambulistas para encontrar ese equilibrio.

- ¿Cómo lo vivisteis?
Ricardo: Lo vivimos con naturalidad. Julián, mi personaje, es actor, es Argentino y se va a morir. Yo también. Encontré muchos puntos en común con él.

(Risas)

Javier: Me ha encantado la respuesta. No puedo decir nada más.

Cesc: Tuve problemas con el personaje de Paula. Al principio la hice española.

Dolores Fonzi: Es una película que habla sobre la libertad, la libertad de cómo cada uno quiere morir. Uno no puede juzgar al otro en cómo vivir y cómo morir. Hay que aprender a respetar eso.

  • Les preguntan qué tal el trabajo con Nathalie Poza.

Javier: ¡Genial! La cosa es que no hay nadie mal en esta peli. Elvira Minguez, Nathalie Poza, Eduard Fernández,  Javier Gutierrez, Jose Luis Gómez, Pedro Casablanc, Ágata Roca...
Venían a hacer una sola escena.

Ricardo: Yo creo que lo hicieron por el cariño que le tienen a Cesc, porque les conmovió la historia. Todos los secundarios hicieron aportes maravillosos.

Javier: Algo curioso era que sólo recibían su escena y en muchas escenas no se menciona lo que le sucede al protagonista. Algunos de ellos no sabían muy bien de que iba. Eso nos daba una oportunidad de maquillar las emociones y es una muestra de mucha generosidad por su parte.

- Preguntan sobre el perro protagonista.

Troylo murió hace 3 meses, Berta (la perra que los acompaña en la promo) es su hija. Ricardo eligió a Troylo.

Javier: Ricardo tuvo mucha química con él. A mi el perro me daba un poco de miedo. Ricardo tiene mucha mano con todas las mascotas. De hecho, se llevó muy bien conmigo (Risas). Me ponía comidita...

Marta Esteban: Tengo que decir que era un perro trabajador, cuidaba de niños autistas.

Javier: Tenía una mirada triste, tan bella, como que entendiera todo. La historia se cuenta a través de la mirada del amigo y del perro, el público empatiza mucho con él.

El perro se llamaba Troylo, un nombre muy Argentino. Ricardo intentó que se llamara así en la peli. En el rodaje había una foto de Truman Capote y de ahí lo de Truman.

  • A Ricardo. ¿Crees que podrías haber hecho esta historia hace 15 años?

Ricardo: Me atreví a hacerla porque en ese momento creí saber de lo que hablaba Cesc en esta película; es imposible saber si lo hubiera hecho tiempo atrás.

  • Preguntan sobre el debate que puede abrir acerca de la eutanasia.

Cesc: No era el tema de la película, es una escena más. Las películas terminan y yo no sé lo que hará Julián en cuatro meses.

Ricardo: Las historias terminan cuando el espectador las ve, ahí se completa la historia. Esa es una de las libertades que nos da la cultura. Cada espectador entiende el tema y desarrolla su opinión, aunque Cesc no haya querido hacer una tesis sobre eso.

  • A Cesc. ¿Quisiste hacer de Julián un héroe?

Cesc: Julián es un personaje con coraje, valiente, solitario. Lo escribí desde ese sitio.

Javier: Yo creo que está escrito desde cómo querría ser uno en esa situación. Durante el rodaje sentí que estaba aprendiendo a vivir eso, haciéndome más adulto. Y sobretodo, aprendí a cómo comportarme en un rodaje y crear un ambiente maravilloso.

  • Le sacan a Ricardo el tema de rechazar hacer películas en Hollywood. (Un tema que se ve que aborrece)

Ricardo: Lo que a mi me moviliza son las historias, lo demás es secundario. No tengo nada en contra de Hollywood. Se ha creado esa idea por preguntas como esta. En las dos ocasiones que me lo ofrecieron, no me interesaban esas historias, pero no descartaría hacerlo en un futuro si me interesara la propuesta.

Javier: A mi me gustaría trabajar en Latinoamérica. (Risas) En Argentina, me gustaría visitar ese país. En Chile, en Paraguay, me gusta mucho México.

Marta Esteban: Para la promoción te vamos a mandar a Latinoamérica! (Risas) A Australia, mandamos a Cesc.


(Javier se pone muy contento con la noticia).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comments system

Disqus Shortname