miércoles, 11 de noviembre de 2015

MANDA FLORES A MI ENTIERRO


Otro descubrimiento de las monas oteadoras. Bueno, seguro que muchos conocíais a Ricardo Bosque, por sus novelas o por su revista digital  Calibre 38, pero yo aún no había leído nada suyo. Manda flores a mi entierro es una novela negra original, no se parece a nadie. La novela comienza mostrando un negocio insólito: una floristería que es la tapadera de un negocio de "ayuda" al suicida. Y cuando digo ayuda no me refiero a pasar un manual de instrucciones o tener una web con consejos, es mucho más concreto y útil.
Pero de pronto hay un suicidio que no ha sido asistido por Tana, la florista, y el inspector Sanromán tiene que investigarlo. Hay varios personajes secundarios estupendos, como el padre del inspector, viejo republicano que no soporta tener un hijo madero y que su nieto haga la comunión, o el ayudante de Sanromán, Felix, que se empeña en hablar como en un informe y dice cosas como "personados en el domicilio del presunto autor de los hechos" para exasperación de su jefe. La trama tiene intriga y el punto de humor le aporta un valor añadido. Seguiremos la pista a Ricardo Bosque.

4 comentarios:

Comments system

Disqus Shortname