martes, 5 de enero de 2016

POST MORTEM

Ya sé que tengo el niu un poco abandonado, pero las fiestas navideñas nos dispersan y no nos llega la sangre al cerebro en esta permanente digestión en la que vivimos. La verdad es que no he elegido una novela muy "espíritu de la navidad" que digamos, pero es lo que hay. Hace años pasé una época bastante fan de las novelas de forenses y leí varias seguidas de Patricia Cornwell. Luego me harté, tanto del rollo CSI como de Patricia Cornwell, que me parecía cada vez más republicana y partidaria de la pena de muerte. En esta novela, una vez más, la Dra. Scarpetta es el rigor de las desdichas. No solo pasa casi toda la historia sin dormir (son 48 horas, pero para mi que se le van a emborronar las huellas dactilares) sino que siempre vive rodeada de los peores psicópatas del mundo que en casi cada novela intentan matarla a ella o a sus seres queridos. Creo que me he vuelto a empachar del género y, aunque la trama está bien, hay un exceso de detalles técnicos y no me gustan las novelas en las que la protagonista me cae mal. Turrón y forenses ni ver hasta el año que viene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comments system

Disqus Shortname