lunes, 7 de marzo de 2016

O FUTEBOL


Director: Sergio Oskman
70 minutos.

En la historia del cine se han sucedido cambios que han condenado al olvido las creaciones anteriores. Al producirse largometrajes a nadie le interesaron más los cortometrajes. Lo mismo le ocurrió con la llegada del sonido, que devaluó las películas mudas. Y otra vez volvió a ocurrir cuando se ensanchó la pantalla. Tras cien años, parece que el documental de autor envejece aceleradamente las producciones de ficción. O Futebol es una propuesta sencilla. Un padre y un hijo se reencuentran 40 años después para hacer lo último que recordaban que hacían juntos: ver fútbol. Apostándolo todo a la carta de la realidad, O Futebol despega, vuela alto y nos muestra un extracto de la vida como pocas películas hacen. Lo sencillo —no confundir con lo simple— cobra vida propia y sale de la pantalla en todas direcciones. O Futebol deja huérfano a su creador que parece que es el único que queda atrapado en la trampa cinematográfica, ¿o quizá también al espectador? El narrador se queda solo y desnudo, sin salida en su propia película, y crea así una bella obra sobre el cine y la vida, o mejor: el cine y la muerte. Cine y vacío. La película no se esfuerza en mostrar, es. No tiene un discurso sino que el discurrir es la película. Pocas cosas tan bonitas se pueden contemplar hoy en las salas de cine, llamadas a sorprendernos y emocionarnos. Probados ya todos los artefactos posibles, lo único que hoy sobrecoge al espectador es la realidad. La que no se puede controlar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comments system

Disqus Shortname