domingo, 11 de septiembre de 2016

HERALDOS DEL MAÑANA: CON LOS PIES EN LA TIERRA

 Empecé a leer género fantástico  más tarde que la mayoría, pero tuve una época en la que me aficioné bastante y leí varias sagas (estos libros siempre van, como mínimo, en pack de tres). Unas me gustaron mucho y otras me espantaron. Luego me centré más en el género negro y abandoné a los elfos y similares. Lo último que leí fueron las dos primeras de Juego de tronos pero, al engancharme a la serie las abandoné. Leyendo la primera parte de la tertralogía que planea escribir Eneko Arcas me he dado cuenta de una cosa: la literatura fantástica tiende a ser muy conservadora. Y me he fijado, precisamente, porque la suya no lo es. Lo habitual es que haya castas, jerarquías, reyes y princesas, amores heterosexuales entre bellas princesas, elfas o lo que toque y aguerridos y valerosos hombres. Seguro que los aficionados al género os lleváis las manos a la cabeza y pensáis mil ejemplos que lo desmienten pero, sin ser una experta, es lo que me viene a la cabeza. Los heraldos de la tierra tiene un fondo mucho más actual, con preocupaciones ecológicas, amores homosexuales y protagonistas que no son superhéroes. Sin que falten la magia, los personajes fantásticos y los peligros, es como si hubiera actualizado el género. Yo me lo he pasado muy bien y creo que pronto sale  la segunda. A disfrutar con esta historia de aventuras, mitología y fantasía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comments system

Disqus Shortname