jueves, 3 de noviembre de 2016

NUNCA ENTRE AMIGOS (JAMONA)

Director: Leslye Headland

Reparto: Alison Brie, Jason Sudeikis, Jordan Carlos, Margarita Levieva, Charles Cain, Adam Brody, Michael Cyril Creighton, Billy Eichner, Jason Mantzoukas, Margaret Odette, Amanda Peet, Victoria Frings, Adam Scott, Natasha Lyonne, Andrea Savage

A ver:
Mis trece monas lectoras seguro que os estaréis preguntando: ¿por qué demonios Jamona sigue insistiendo en ir a ver películas catalogas como comedias románticas que no tienen nada de románticas y menos de comedia? Pues porque la esperanza es lo último que se pierde. En estas pelis cuyo manido argumento (alerta spoiler) de chico conoce chica y van a acabar juntos ha sido contado hasta el hartazgo, supongo que lo importante no es esto, sino el cómo. Cómo van a hacerlo. Para mi gusto, que una película sólo plantee el cómo es muy poco y muy pobre. Y Nunca entre amigos es lo que ofrece. Peeeero, (afortunadamente hay un pero) en esta historia ese cómo ha abierto un interesante debate o drama sobre la sexualidad y normalidad. Me queda la duda de que haya sido intencionado. El sexo es el tema. O mejor dicho, la búsqueda de la orientación sexual; ese querer ser normal, como los demás. Como si existiera una normalidad en este asunto espinoso. Esta película me recuerda al chiste:

—¿Orientación sexual?
—Sí, ¡por favor!

Algo de orientación sexual les falta a los protagonistas de esta película, como a todos, y también a su salido director y guionista. Cosa que celebro. Lo curioso, lo extraño, es la conclusión que saca. Unos personajes agobiados por los problemillas que generan en sus vidas sus deseos sexuales, el director los conduce (alerta spoiler) hacia el más rancio y absurdo conservadurismo tradicional. Que alguien me lo explique. No abundan los personajes buenos en el cine y en esta película lo eran. Parecían reales, parecían de verdad. Hay mucha verdad escondida en cada diálogo y escena de situación. De nuevo ese mal que azota al género de lo que debe ser una película, lo que debe ser una comedia romántica ha arruinado y de qué manera lo que iba en camino de convertirse en una más que interesante película. Nadie es normal en el sexo, ni puede pretenderlo, como tampoco existe una norma de lo que debe ser una película, y si existiera, habría que huir de ella a toda velocidad. Seguiré buscando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comments system

Disqus Shortname