martes, 26 de abril de 2016

UN MAL NOMBRE

Estoy completamente abducida por Elena Ferrante. Hago el comentario del segundo libro cuando estoy terminando el tercero y con ganas y miedo de leer el cuarto. ¿Qué haré cuando los termine? ¿De verdad Lila y Lenù van a desaparecer de mi vida? 
Una cosa que me llama la atención es que al leer veo a todos los personajes con claridad, podría hacer el casting para la película porque sé perfectamente qué aspecto tiene cada uno, si son guapos o feos, altos o bajos. Todos excepto Lenù, la narradora. Sé que es rubia, que lleva gafas, que tiene mucho pecho, pero no consigo verla. Y estoy segura de que no es casualidad, en estos libros hay mucho trabajo detrás, nada es casual. Quizás, precisamente, es por ser ella la narradora. Es como si ella no fuera capaz de verse a si misma. Como casi todas nosotras a veces se siente guapa, otras fea, a veces brillante y otras apagada y gris. Y nosotros lo vemos todo desde sus ojos. Este segundo libro va desde el fin de la adolescencia a través de la juventud de las protagonistas, con caminos cada vez más separados pero nunca fáciles. No son libros fáciles de resumir, porque si os digo cómo va el matrimonio de Lila o los estudios en la universidad de Lenù, no os cuento nada. Tenéis que leerlos, las monas no repartimos alegremente

domingo, 24 de abril de 2016

KIKI, EL AMOR SE HACE



Director: Paco León

Intérpretes: Paco León, Ana Katz, Belén Cuesta, Natalia de Molina, Álex García, Candela Peña, Luis Callejo, Luis Bermejo, Mari Paz Sayago, Alexandra Jiménez, David Mora, Maite Sandoval

Tengo que reconocer que tenía cierta prevención acerca de esta película. ¿Una película española sobre sexo en clave de comedia? Se me aparecían Pajares y Esteso y me entraban escalofríos. Pero Paco León se merece varios votos de confianza y allí fuimos. Me gustó mucho. Creo que ha encontrado el tono exacto para hablar de sexo, de algo tan complejo como las parafilias, con humor, toda la película produce una sensación de "buen rollo" parece decir ¿de verdad os parece que hay que ponerse solemne para cosas tan normales? Los actores están geniales, los diálogos son muy buenos y sales del cine de buen humor. Quizás no es una película redonda, pero darle un par de pelis más a Paco León y tenemos al Almodóvar de cuando nos gustaba Almodóvar. Espero que este no pierda la frescura y no llegue a tomarse a sí mismo tan en serio como Pedro que es lo que creo que le ha llevado a alejarse del público (¡pese a lo incondicionales que hemos sido!)

martes, 19 de abril de 2016

EL VEREDICTO

Yo me armo siempre un lío entre Michael Connelly y John Connolly. Sí, sí, ya sé que no tienen nada que ver y todos mis amigos expertos en novela negra se estarán llevando las manos a la cabeza. Uno es irlandés, el otro americano. Uno roza lo paranormal, el otro escribe novelas de acción como para hacer un guion. Pero yo los mezclo, nunca sé quién es quién y me compre este libro, que estaba de oferta para el kindle, pensando en Connolly. Michael Connolly tiene (que yo conozca) un par de protagonistas: Harry Bosch y Mickey Haller. El primero es policía y el segundo un abogado que trabaja siempre en su coche, un Lincoln. En esta aparecen los dos personajes, aunque el protagonista es el abogado. Son novelas de acción, juicios, sorpresas y giros inesperados. Muy peliculeras, pero molan. Me lo he pasado bien con esta historia de un hombre riquísimo, acusado de matar a su mujer y al amante, al que Mickey Haller ha de defender porque han asesinado a su abogado. Y además la novela me costó 1 euro ¿qué más se puede pedir?

domingo, 17 de abril de 2016

LAND OF MINE




Director: Martin Zandvliet

Intérpretes: Roland Møller, Mikkel Boe Følsgaard, Laura Bro, Louis Hofmann, Joel Basman, Oskar Bökelmann, Emil Buschow, Oskar Buschow, Leon Seidel, Karl Alexander Seidel, Maximilian Beck, August Carter

Resulta que en San Sebastián llevan 14 años organizando un Festival de Cine y Derechos Humanos al que me gustaría mucho ir más a menudo (el trabajo quita mucho tiempo a los seres humanos). Este año los hermanos Errazkin, que son monas honoris causa de este niu, tuvieron a bien invitarme a la inauguración y allí que nos fuimos, a ver Land of mine que es una película tan buena como terrible. Uno no se engaña cuando va a un festival de cine y DDHH: refugiados, pobres, infancia maltratada, mujeres pisoteadas. Vamos, alegrías pocas. Pero de vez en cuando hay que ir, a veces la ficción nos remueve más la conciencia que la realidad. Esta es una historia situada al final de la II Guerra Mundial. En Dinamarca un grupo de soldados alemanes es obligado a limpiar de minas una extensa zona de costa. Hemos visto mil películas de la II Guerra Mundial, de nazis malos malísimos y aliados super buenas personas, pero esta es una historia mucho más real y menos bonita. No hay buenos ni malos. Hay un puñado de críos asustados, unos militares que a veces se comportan bien y otras de forma abominable. Supongo que bastante parecido a como debe ser una guerra en realidad. Hemos salido con el corazón encogido, pero si tenéis ocasión merece la pena, es una buena película.

jueves, 14 de abril de 2016

MACURO, LA FUERZA DE UN PUEBLO

Director: Hernán Jabes

85 minutos.

En el marco del Primer Ciclo de Cine del ALBA celebrado recientemente en Madrid, se proyectó la película venezolana Macuro, la fuerza de un pueblo. La pequeña población venezolana es uno de los primeros puntos en los que Colón puso pie en territorio continental. Hoy es un pueblo de difícil acceso, únicamente por mar, y su historia reciente es aún más sorprendente de lo que narra la película. 

Con ocasión del estreno del documental Hitchckoc/Truffaut recordé que los autores de la nouvelle vague nos enseñaron a ver y juzgar el cine tal y como lo hacemos hoy los cinéfilos. Lo que entendemos por cine bueno o malo y que tantas discusiones estériles nos ocasionan. En este blog repartimos monas. Una forma de juzgar. Lleva implícito un juicio, un criterio. Nunca se ha escondido que es absolutamente subjetivo, desordenado y caótico. ¡Esto es un niu de mones!

Macuro, la fuerza de un pueblo, me hace cuestionarme mi propio criterio. Mi parte cinéfila —que la tengo— me dice que es una peli sencilla, bien intencionada, bien realizada, bien actuada, algo maniquea y no muy profunda. Sin embargo, a mi parte no cinéfila le encanta esta película porque desprende un agradable olor a nuevo. A una nueva forma de producir, una declaración de buenas intenciones de la Villa del Cine de Venezuela, un país en el que durante una década apenas se produjeron películas. Pero no sólo eso, hay un algo de plantar cara, de hacer algo juntos. De pro común, tan en boga últimamente. Y pequeños atisbos documentales como la inmejorable escena de créditos.

Belén Gopegui, en su charla “Los acantilados de la ficción”, habló de las “películas bonitas” y repasó una nutrida lista de las que basadas en un mismo argumento: la casa que resiste. Algo parecido es lo que tienen Macuro, la fuerza de un pueblo, y por lo que le doy nada más y menos que:

sábado, 9 de abril de 2016

MALDITA VERDAD

Esta es la tercera novela que leo de Empar Fernández y, si consideramos que la descubrí hace un año, creo que se ve claro que me gusta esta autora. Compré el libro hace tiempo, pero luego lo iba dejando en la pila de pendientes porque el tema me daba un poco de yuyu. Es la historia de una mujer a la que se le suicida un hijo adolescente e intenta averiguar por qué. A mí los adolescentes suicidas y las madres que sufren me dan muy mal rollo. En las novelas de psicópatas que destripan gente me parece que hablan de otra galaxia y no me impresionan nada, pero un ambiente cercano,  (la madre, encima, es enfermera), un adolescente al que no entiendes y una trama con la que te puedes identificar me erizan el vello de la nuca. Por fin, me armé de valor, y lo saqué de la estantería. Una vez más, me ha encantado (y tampoco he sufrido tanto). Este es el tercer libro de una trilogía sobre la culpa que ha escrito Empar Fernández. Más que novela negra, yo la llamaría novela gris, por los muchos matices que tienen sus personajes. No hay buenos ni malos, la gente se desenvuelve como puede hace, cosas buenas y malas, son reales. No sé qué hace falta para que esta escritora sea más conocida, estoy por hacer una recogida de firmas en change.org. De momento va mi homenaje con estas merecidas monas.

jueves, 7 de abril de 2016

HERMANÍSIMAS


Hermanísimas

Director: Jason Moore

118 minutos.

Mi sobrino Luis, cuando era pequeño, al ver reír a los mayores de chistes que no entendía, preguntaba: ¿qué es lo que saca gracia? Esta misma pregunta me la hago yo al ver Hermanísimas. 

Si entendemos lo cómico como aquello que sucede antes de que alguien se ría, en esta comedia, en mi caso, no ocurrió absolutamente nada cómico porque no me reí en los 118 minutos que dura.

Parece de cajón que para que una película se desmelene, resulte alocada y divertida, no puede ceñirse a las normas establecidas al pie de la letra. Y es exactamente lo que hace esta película. Parece sacada de un manual de cómo hacer comedias, cuando, por suerte, no hay manual que contenga las instrucciones suficientes.

Decía Demócrito que la comedia y la tragedia se escriben con las mismas letras. Están muy cerca una de otra, cuando no solapadas. Para que una caída de culo tenga gracia, le tiene que doler a quien la sufre. Y en esta película no duelen. Es tan previsible que todo va a acabar bien, que nadie ni nada va a salir dañado…


La única reflexión que me plantea esta película —aparte de la ya mencionada: ¿qué es lo que saca gracia?— es: si al final todo va a acabar bien, ¿por qué no pasamos el resto del trance en un despiporre?

lunes, 4 de abril de 2016

SE ACABÓ EL RECREO

Así estaba el mar


Ya os hemos dicho muchas veces que las monas tenemos vocación de pijas. Por desgracia, aunque haríamos muy buen papel en ese terreno (de hecho, no entiendo que Porcelanosa no se haya puesto en contacto conmigo) hay un ligero desajuste entre nuestros ingresos y nuestros gustos y solo de vez en cuando tenemos ocasión de asomar la nariz a este mundo que tanto nos gusta. Y estos días nos hemos dado un homenaje y hemos estado de vacaciones en el Hotel Spa Empuries.






¿Y uno así en casa?
Desde mi ventana


El paraíso terrenal. De los pijos me gusta todo: sus hoteles, su ropa, su comida. Todo menos ellos. Ya si voy a un sitio así con mis amigos, entro en fibrilación. Esto de ver el mar desde la cama, desayunar en un sitio precioso, pasear junto a los pinos por el camino que bordea la costa. Y si te cansas, al spa. Yo, de verdad lo digo, he nacido para esto y no sé si hacer un crowfunding para conseguir apoyo para alcanzar mi verdadero estatus. Si al verme no me reconocéis es porque en el spa me hicieron un lifting japonés, que consiste en que una señora te hace unos masajes que duelen un poco pero se supone que te quitan todas las tensiones de la cara y el cuello. A mí japoneses o de Cuenca, los masajes siempre me parecen bien.Es posible que mañana me vuelvan todas las tensiones a la cara, el cogote y el cuerpo en general pero, que me quiten lo bailado.




Terracita quita estrés
Bares que homenajean a las monas


En la biblioteca,
 como lord y lady Bellamy


Camí de ronda

sábado, 2 de abril de 2016

HITCHCOCK/TRUFFAUT

Director: Kent Jones

80 minutos.

¡Qué difícil! Qué difícil proponer una película basada en un libro sagrado para los cinéfilos e intentar salir airoso del intento. Es todo un reto para cualquiera que le guste el cine. Hitchcock fue un autor excepcional. Desde que los críticos de Cahiers du Cinema reconocieran el valor de su figura de autor, la obra de Alfred Hitchcock no ha dejado de ser admirada generación tras generación de cinéfilos y no tan cinéfilos. Pero los jóvenes franceses hicieron algo más que alabar las figuras de los autores que Hollywood, hasta entonces, no apreciaba lo suficiente. A través de sus escritos, le dieron la vuelta a la crítica cinematográfica e incluso a la Historia del cine. Inauguraron la historiografía del cine. Todos aprendimos cómo debíamos ver películas, en qué nos teníamos que fijar y qué valorar. El cine ya nunca volvió a ser el mismo. Somos incapaces de ver y escuchar las películas de diferente forma a como nos enseñaron aquellos jóvenes franceses a través de sus escritos, entre quienes se encontraba François Truffaut.

Pero la cosa no acabó ahí. Estos jóvenes tomaron las cámaras y los micrófonos, los sacaron a las calles y se pusieron a producir películas. Y, ¡qué películas! 

Pues bien, ahora se descuelga Kent Jones y hace una película de uno de aquellos textos sagrados para todo cinéfilo que se precie. Por supuesto que el cine es el monotema. Todo parece como para amantes del cine. Lo curioso, lo extraño, es que hay muy poco cine en la película de Jones. Sí, sí, se habla solo de cine, pero, ¿y el cine? Resulta harto contradictorio la pasión verbalizada con la pobreza de la propuesta cinematográfica. A este documental le quitas el cine y pones animales en la sabana africana y a nadie le despertaría de su siesta cuando lo echasen en La 2. La única vocación que se le advierte a las intenciones de Jones es la divulgativa, ni pista de la cinematográfica. Algo lastra a la película que en ningún momento parece querer ser una película.

En los institutos, cuando los profesores mandan lecturas y algún estudiante aventurado se atreve a leerlas, sus compañeros, extrañados, preguntan, ¿qué pasa, que no han sacado la película? Pues bien, ya han sacado la película del libro mítico de entrevistas de Truffaut a Hitchcock. El reto era my difícil y el resultado es muy contradictorio. Por mucho que el cine trate sobre buen cine, no es suficiente, eso sólo no lo convierte en buen cine.

Nos quedamos con lo bueno: cada vez más los distribuidores y los exhibidores pierden el miedo a proyectar documentales en las salas comerciales; y con la vocación popular de la narración de Jones. No hay mucho más.



Comments system

Disqus Shortname