lunes, 4 de septiembre de 2017

LAS HOJAS RUSAS

Quería esperar a que todos los que pueden leer este blog volvieran de vacaciones antes de hacer esta entrada y me gustaría tener  más seguidores solo para que mucha gente conociera Las hojas rusas. Lo malo es que no sé si seré capaz de explicaros cómo es este libro. A Carlos Gismera, su autor, lo conocí a través de las redes sociales. Era amigo de una amiga. Todo lo que publicaba en Facebook me gustaba: si era de política porque estaba de acuerdo, si era un microrrelato porque era precioso, si era una tontería porque era muy gracioso y si eran gatos... Bueno, hasta consiguió que me gustaran sus gatos. Un hombre tan especial solo podía enamorarse de una mujer extraordinaria y tuvo la suerte de encontrala: Natalia, la pelirroja apasionada que luchaba contra todas las injusticias. Nos vimos solo una vez, pero siempre los conté entre mis amigos. Los seguía en las redes: peleando por el toro de la Vega, recogiendo gatos callejeros o tomando cañas por Madrid. Su maravillosa historia de amor se interrumpió por la muerte de Natalia. Durante los años previos Carlos escribió un montón de textos preciosos recreando los momentos que pasaron juntos. Pese a lo duro de la historia este no es un libro triste. Está lleno de amor, de poesía y de esperanza. Dicho así igual os imagináis que es cursi, pero eso es porque me explico mal. Lo mejor será que copie algún texto para que os hagáis una idea:

Y él puso una cajita azul en las manos de ella. Es el verano, dijo, encendiendo un cigarrillo. Y ella, con los ojos húmedos de sur, sacó de la cajita un lago, un gato gris, un beso.



Cada beso era una historia. Deberíamos anotarlos, dijo el hombre y la mujer dejó escapar una risa que llenó las estancias; pero, al mirarle, supo que lo había dicho en serio. El hombre se encogió de hombros y dijo Por si un día se nos empieza a olvidar la vida. Ella se acercó despacio, cogió entre sus manos el rostro habitualmente atormentado y dijo Yo te los recordaré. Me acuerdo de todos.



Para conseguir vuestro ejemplar podéis hacerlo en esta página. Yo que vosotros me daría prisa. Cuando se corra la voz se
agotarán.

Por ser el libro más bonito que he leído en mucho tiempo Las hojas rusas merecen

2 comentarios:

Comments system

Disqus Shortname