martes, 15 de mayo de 2018

CORAZONES NEGROS (MONA JACINTA)

Me entra siempre mucha emoción cuando Noelia  publica una novela porque soy miembro del club de fans (y no digo presidenta porque su madre y una señora que vino a la presentación me darían un bolsazo). Ya os comenté aquí La sirena roja y La chica olvidada y estaba segura de que Corazones negros también me iba a gustar. En esta ocasión Eider Chassereau y Jon Ander Macua se enfrentan a una organización  que se dedica a la trata de mujeres . De nuevo Noelia nos muestra la sensibilidad que tiene para meterse en la piel de cualquiera, ya sea una muchacha secuestrada y tratada como ganado o un hombre con el corazón más negro que el carbón. Los protagonistas de sus novelas evolucionan, sufren, aman, caen, se levantan y sacan las fuerzas no se sabe de dónde porque, en general, llevan vidas muy duras. Me decía Noelia que ella sufre con sus personajes, que a veces al releer llora. Y no me extraña porque tiene una capacidad de empatía que le hace sentir lo que ellos sienten y por eso lo describe tan bien.
Noelia y yo concentradas antes de la presentación

Podéis suponer lo orgullosa que me sentí de que me pidiera que la acompañara en su presentación en FNAC de Donostia.
 Allí estuvimos, creo que todos muy a gusto, oyendo a la autora contarnos cosas sobre sus procesos creativos. Para empezar nos tranquilizó: va a haber más novelas de Eider y Jon Ander, aunque antes va a publicar un "domestic noir" que ya tiene escrito (cómo le cunde la vida a esta mujer, de verdad, qué envdia...)
Aquí ya relajadas en la charla
Para los que no lo sepáis, un "domestic noir" es una novela de intriga en la que el  protagonista no es policía ni detective, una persona normal que se ve envuelta en un crimen. También aprendimos que Noelia es muy organizada y necesita tenerlo todo muy claro en la cabeza antes de ponerse a escribir, aunque arranca con 30 o 40 páginas para pillar el tono de la novela. Tiene sus contactos en la Ertzaintza para que le ayuden en cuestiones técnicas y se toma en serio la documentación y la credibilidad que tienen sus historias. Ella no lo dijo,
Nuestra súper Noelia
pero yo creo que es muy constante y trabajadora para publicar al ritmo que lo hace (y tenemos por ahí pendientes unos cuentos infantiles). Nos confesó que la parte que más le cuesta es el final: recoger todos los cabos sueltos y cerrar bien la historia. En resumen, pasamos un buen rato y ya podéis adivinar el número de monas que tiene Corazones negros.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comments system

Disqus Shortname