jueves, 26 de julio de 2018

TODOS LOS VERANOS DEL MUNDO (MONA JACINTA)

He tenido una semana de vacaciones, solo una, pero me ha cundido mucho. He estado visitando a mi familia en Suiza (las monas somos taaaaaan internacionales...) que es un sitio ideal para relajarse y sentir que vives en un cuento donde es muy posible que Heidi asome la cabeza en cualquier momento. En este ambiente hay que elegir bien la lectura, nada de psicópatas (es Suiza, no Suecia) y el libro de Mónica Gutierrez me pareció el idel. Feelgood sobre feelgood. No os cuento lo que ha sido volver a trabajar...
En esta ocasión, Mónica lleva a Helena, su protagonista, al pueblo donde ha pasado todos los veranos de su infancia. Está a punto de casarse y va a reunirse con su familia y organizar los preparativos de la boda. A las familia se las quiere, pero a veces no se las soporta. ¿Qué puedes hacer con una madre que ha reformado la casa y da clases de cocina a los turistas (uno de ellos igualito que Eduardo Mendoza)?¿Con una hermana ecologista radical? ¿Con un hermano separado y unos sobrinos con los que no sabes de qué hablar? Pues lo que siempre consigue Mónica: pasarlo muy bien, desear intensamente que ese lugar exista y puedas veranear en él y llorar por la escasez de librerías donde puedas tomar una taza de earl grey y charlar horas con el librero. Si de verdad queréis descansar estas vacaciones, necesitáis Todos los veranos del mundo. Palabra de mona. 

2 comentarios:

  1. Uy, qué bien que me lleves a Suiza, me imagino perfectamente esos paisajes de Heidi que comentas y pienso que Helena se encontraría allí tan a gusto como en Seralles. Gracias por volverme a leer y por encontrarte a gusto entre estas páginas :-))) Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Mónica, que nos regalas tan buenos ratos.

      Eliminar

Comments system

Disqus Shortname