domingo, 29 de marzo de 2020

INVISIBLES (MONA JACINTA)

Graziella Moreno es jueza. Y debe ver historias muy oscuras en el trabajo. Será como ser enfermera, siempre en la cara oscura de la luna. Todos los personajes tienen un pasado terrible: malos tratos en la infancia, viejas culpas sobre los hombros, pecados imperdonables...
Y las víctimas son mujeres invisibles, de las que nadie echa de menos, que no tienen valedores ni nadie que grite por ellas. Sara, la mossa d'escuadra protagonista, está sancionada a causa de su incapacidad para controlarse, y se aburre haciendo papeleo en el turno de noche de una comisaría. De forma informal, contraviniendo las órdenes de sus superiores, y con la ayuda de su hermano y un amigo intentará averiguar por qué han desaparecido varias mujeres. Barcelona es algo más que turistas y Gaudi, tiene muchas capas y algunas muy oscuras y Graziella Moreno nos la sabe mostrar.

viernes, 27 de marzo de 2020

LA MADRE DE FRANKESTEIN (MONA JACINTA)

Por lo menos la cuarentena da tiempo para leer. Por eso me pareció buen momento para empezar La madre de Frankestein, ya sn abéis que Almudena Grandes no es amiga del resumen. Y no es una crítica, que no me parece que sobre ni una línea, pero son libros que requieren poder dedicarles horas.
Este es otra novela de la serie "Episodios de una Guerra Interminable". La verdad, no sé por qué no los he leído todos, porque son una maravilla. He disfrutado cada minuto de esta lectura. Ya sabéis que una de las figuras centrales es Aurora Rodríguez, la mujer que mató a su hija Hildegart porque la consideraba un proyecto personal que había fracasado (los mayorones recordaréis la película Mi hija Hildegart de Fernando Fernan Gómez) y  que acabó en un psiquiátrico. Almudena Grandes se pasea por el Madrid de los años cincuenta, la triste psiquiatría de esa época y, una vez más, la situación de las mujeres en la España franquista. Os advierto, se os quitan hasta las coplas por el coronavirus. Un libro muy, muy recomendable.


martes, 24 de marzo de 2020

REFLEXIONES DE DUCHA I


Reflexiones de ducha:

Me he dado cuenta de que la ducha me ayuda a pensar. Nuestra ducha es muy guay, el agua sale todo lo caliente que quieras (no creáis que pasa en todas) y las vistas desde la ventana me encantan, tiene una luz muy bonita, me da paz. Quizás por eso me resulta un buen sitio para pensar. No sé si os pasa, pero mi mente tiene unas conversaciones muy intensas en la ducha, con mucha gente. Se me ocurren cosas que luego me parecen bastante bien ocurridas.
Como ahora tenemos más tiempo, voy a intentar ser diligente y escribirlas.

Reflexión del miércoles 18.

El mundo se ha parado, estamos en casa recluidas obedientemente, por la cuenta que nos trae a todas. Me acuerdo de la cantidad de veces que hemos discutido nuevas legislaturas desde el prisma del cambio para la vida de las personas.
A ver si me explico mejor.
Cuando lo de Madrid central, se oían muchos argumentos sobre los problemas que una medida así causa en la vida de las ciudadanas. ¿Qué hace la gente para llevar a los niños al cole? ¿Y los repartidores? ¿Y el parking? No puedes cambiar así los hábitos de la gente de un día para otro.
Lo mismo con la discusión de las basuras en Gipuzkoa. No funciona el “Atez ate”, la gente no va a cumplir. ¿Cómo vas a multar a la gente por no reciclar bien? Han votado al PNV en Donosti por lo de las basuras…
Se me ocurren muchos ejemplos de este tipo. No puedes influir en la vida de la gente así, se van a quejar, no van a cumplir, no se van a adaptar.
Bueno, creo que es un argumento que ya no sirve. Cuando las cosas son importantes y las ciudadanas lo entendemos, podemos cambiar nuestras vidas de manera increíble.
Este parón está perjudicando a mucha gente, todavía no sabemos a cuánta ni hasta qué punto.
Mientras tanto, la atmósfera se está limpiando, ayer vimos imágenes de los canales de Venecia limpios y con peces.
Es verdad que cuando volvamos a la normalidad valoraremos las cosas como nunca, durante un tiempo. Luego nos acostumbraremos a la nueva realidad, sea la que sea. Pero estaría bien no olvidar que podemos limpiar el mundo entre todas, sin llegar al extremo de la cuarentena pero tomando medidas extremas contra el cambio climático.
Está claro que nos gusta nuestro mundo, lo echamos de menos, así que ¿por qué no nos ponemos serias cuando salgamos para cuidarlo?, sin excusas.

jueves, 19 de marzo de 2020

PROGENIE (MONA JACINTA)

Vi a Susana Martín Gijón en Villanoir, en la mesa sobre violencia machista. Aproveché para que me firmara Progenie, libro que me venía muy recomendado por mi amiga Reyes. Cuando has visto de cerca al autor, coges la novela con más ilusión, por lo menos a mí me pasa.
He disfrutado mucho con Progenie, y no me ha durado nada. Es lo que tiene el confinamiento, da para leer mucho más. Tiene una estructura sorprendente, con capítulos muy breves, es muy dinámica, rápida y ágil como una investigación policial. 
Ya el primer crimen te deja temblando, esa mujer asesinada con un chupete en la boca. Ese pequeño detalle de crueldad te pone los pelos de punta. Los personajes están bien dibujados y resultan atractivos y el tema de las mil aristas de un tema como la maternidad también da mucho juego. En resumen: una opción recomendable para esta cuarentena.

lunes, 16 de marzo de 2020

CASAS Y TUMBAS (MONA JACINTA)

Después de deciros qué libro no debéis leer durante la cuarentena, paso a recomendar uno que sí.
Hacía tiempo que no leía nada de Bernardo Atxaga y se me había olvidado lo que me gusta este hombre. Tiene esa virtud de hacer apetecible cualquier texto, como le pasa a Eduardo Mendoza, aunque no te interese lo que está contando. No sé cómo explicarlo, como si sus libros tuvieran glutamato y te atraparan. He disfrutado mucho con la lectura, pero cuando lo estaba acabando pensé ¿de qué va este libro? Y creo que el autor ya suponía que eso nos pasaría a alguno, porque al final nos da unas pistas en el epílogo. Dice que el libro habla sobre la amistad,Buzzi, cuarteles, chacareras, Franco, geografías, hospitales, jabalíes y otras varias cosas que aparecen en ese curioso alfabeto que cierra el libro. Es un libro extraño, pero precioso. Difícil de resumir en una reseña, pero de verdad merece la pena. Aprovechad el confinamiento (por lo menos los que tengáis libro electrónico).

domingo, 15 de marzo de 2020

EL QUINTO MANDAMIENTO (MONA JACINTA)

Acabo de decidir que soy un ángel de bondad que ha mandado Dios para socorreros. No solo soy enfermera y os cuido si pilláis el coronavirus, sino que encima me leo pestiños horrorosos para evitar que lleguen a vuestras manos. En este caso, lo he oído, cuando aún se podía salir a la calle y paseaba por el río. He estado poco afortunada con los audiolibros últimamente. Empecé uno y lo dejé. No digo cuál, que es de una autor español (desconocido para mí) y cualquier día me lo encuentro en algún sitio. Este, como es de fuera, lo voy a criticar a gusto. Im-presionante. Hacía años que no me topaba con un bodrio semejante. Lo elegí, sabiendo que era un bestseller súper sin más, porque hablaba del manuscrito Voynich, un libro del siglo XV escrito en un código que no se ha podido descifrar, y que hace años interesó a Pseudomona.
Para que os hagáis una idea: el Código Da Vinci es El Quijote comparado con esto. Infame. De verdad. El autor se ha leído lo que pone la Wikipedia sobre el libro y los cátaros y lo ha contado de forma desordenada y aburrida. Eso sí, sale todo: el Vaticano, curas malignos que se azotan con peversión, periodistas que beben bourbon... Además, el trasfondo que sustenta los crímenes de los malos es completamente absurdo.
Por si eso fuera poco, se repite información, los diálogos entre dos personas llevan todo el rato acotaciones en plan "dijo el cardenal" "respondió el secretario". Claro, si son dos, en cuanto sabes cómo empieza podría ahorrase esa información redundante, pero Fratini no lo vio. Lo mejor de todo, los audios. No solo hacen voces cada vez que matan a alguien (que es en cada capítulo), oyes los ruidos que hace la víctima "grrrr" "ajjjj" "noooooo". Me he reído como una tonta.
Solo si se os acaba el papel higiénico.

miércoles, 11 de marzo de 2020

SAN PASCUAL BAILÓN (MONA JACINTA)

Siempre me había imaginado a este santo dando saltos por el convento de alegría de vivir o de arrebatos místicos. La verdad es que tiene un nombre que resulta de lo más atractivo. Por eso ha resultado muy decepcionante enterarme --tras largas investigaciones-- que se llamaba Pascual porque nació el día de Pascua y Bailón ¡porque era el apellido de su padre! Qué chasco, de verdad.
Por lo visto fue un niño tímido y bueno y desde muy joven comenzó a trabajar de pastor. Yo creo que es la derecha si quieres que un hijo sea santo: meterlo a pastor. Entre la cantidad de veces que se les aparece la Virgen (no me extraña, con lo aburridos que estarían los chiquillos, que vieran cualquier cosa). Además, si la alternativa a cuidar ovejas es irse a un convento, hasta yo me hubiera ido. Quieras que no, por sosas que fueran las otras monjas algo más de conversación que el rebaño ya darían. Bueno, que el hombre se hizo franciscano y lo que más me gusta es que sus misiones en el convento fueran ser refitolero y limosnero. ¡Qué maravilla! No sabía que existiera el cargo de refitolero en los conventos, parece que era el que se ocupaba del refectorio, pero yo me lo imagino chafardeando sin parar. Por lo visto también hizo algún milagro: multiplicar panes, sacar agua de una piedra, tener una visión de Jesucristo... Vamos, lo normal. Es el patrón de los congresos eucarísticos (vaya sosada)y de las cocinas y fogones, donde previene los accidentes (mucho más refitolero y bonito).

lunes, 9 de marzo de 2020

VILLANOIR 2020 (MONA JACINTA)

Sí, sí, ya sé que Urbano Colmenero y Charo González Herrera ya han hecho su crónica y mejor que yo, pero Villanoir es un evento por el que tengo pasión y no puedo resistirme a contaros la experiencia.
Los lobos acechaban
en Villanúa

Esta gente se supera cada año. Para la ocasión organizaron una nevada tan copiosa que por poco se les quedan la mitad de los invitados por el camino. Creo que Ricardo Bosque ha perdido cinco kilos del estrés. Mi equipo llegó bien (gracias a las cadenas) y pudimos disfrutar del concierto de Trimusici. El grupo nos deleitó con una selección de temas, siguiendo una trama negra, que incluía Amado mío, El tercer hombre, Cabaret y un montón de títulos más.
Trimusici
El sábado no hubo que madrugar. A las doce y media comenzó la mesa "La violencia en el cómic". Hablaban Sara Soler y Álvaro Ortiz y moderaban Javier Marquina y Cristina Hombrados, a los que ya conocemos de otros años. Esta vez ya no me sorprendió lo que disfruté con la mesa. Siempre es un gusto oír a gente que sabe de lo suyo y lo cuenta con pasión. Además, se generó un debate muy interesante entre los componentes de la mesa y el público acerca de los límites de la libertad de expresión que nos hizo reflexionar a todos.
La banda del cómic

Por la tarde había un programa apretado y jugoso. Comenzamos con un careo entre Inés Plana y María Frisa interrogadas por Rita Piedrafita. Se trataron varios aspectos relacionados con mujer y género negro de una forma profunda y amena. Las obras de las dos autoras ya están en mi lista de pendientes.
Inés, Rita y María

El tema de esa mesa enlazaba bien con el siguiente: "Violencia machista". Quizás la proximidad del 8 de marzo o la mano negra de Ana Etxabe... Moderaba con mano firme Susana Rodríguez Lezaun y participaban Carlos Quílez, Susana Martín Gijón y Graziella Moreno. Fue un verdadero gusto oír a gente tan sensata e inteligente hablando de este tema que, desgraciadamente, está de actualidad.
Violencia machista

Para terminar Ramón J Campo, Txemi Parra y Rosario Raro hablaron de "Canfranc realidad y ficción" moderados por Ricardo Bosque y José Antonio Lecuona. Antes de que empezaran, tuvimos un teatrillo, Huir por Canfranc, a cargo de El Club de las Charradas (yo no sé qué pasa en esa zona que das una patada a una piedra y salen tres artistas).

 Fue interesante en sus dos versiones: la histórica con todo lo que sabe Ramón J. Campo sobre el oro de Canfranc y la literaria con Volver a Canfranc de Rosario Raro, que cuenta una historia acerca de los judíos que consiguieron huir  y Funeraria en Brooklyn busca muerto, donde Txemi Parra consigue, una vez más, meter un nazi y hasta el famoso oro de Canfranc. 
Canfranc da para una mesa, varias novelas
 y una serie
Hubo un momento tenso en el debate posterior cuando una persona del público cuestionó alguna de las afirmaciones de Ramón J. Campo. Sin meterme en consideraciones sobre la veracidad u oportunidad de la intervención, creo que el periodista no supo salir con gracia de la situación. No hay que enfadarse, señor Campo, no queda bonito. Suerte que el humor de Txemi Parra salvó la situación (soy súperfan de este hombre y su concepto de "novela piscinera"). Pues nada, luego tomé una caña para saludar a los participantes y decidí que no me perdería Villanoir 2021.

jueves, 5 de marzo de 2020

TESTAMENTO DE JUVENTUD (MONA JACINTA)

Le tenía echado el ojo a Testamento de juventud hace mucho tiempo. Esa enfermera jeringuillas me llamaba desde los escaparates. Pero leer una novela de más de 800 páginas requiere un poco de tiempo y he aprovechado las vacaciones de carnaval para devorarla.
Una verdadera joya, os lo aseguro. Son las memorias de juventud de la autora, Vera Brittain, que a los treinta años había vivido más que yo en toda mi vida. Y no es envidia, porque le tocó una juventud durísima. Esta mujer nació en 1893 en una familia acomodada y desde muy joven manifestó una gran curiosidad intelectual, lo que la llevó a pelearse con medio mundo para conseguir ir a la Universidad de Oxford. Cuando consiguió ese difícil propósito, estalló la Primera Guerra Mundial y su mundo se volvió del revés. Su hermano, su novio y sus amigos se van al frente y ella decide hacerse enfermera voluntaria para cooperar en la medida de sus posibilidades. El relato de la guerra te parte el corazón. Esa juventud a la que se manipuló y mandó al sacrificio con proclamas de heroísmo y cantos de amor a la patria. Menudo timo. No es de extrañar que, terminada la guerra, Vera volviera a estudiar y fuera una figura en terrenos como el pacifismo y el feminismo.
Os aseguro que merece la pena. A ver si a base de entender el pasado, apañamos mejor el futuro.

martes, 3 de marzo de 2020

TERRA ALTA (MONA JACINTA)

Tenía curiosidad por ver qué tal era la incursión de Javier Cercas en el género negro (o policíaco o lo que sea...). Que tenga el Premio Planeta tampoco es mucha garantía, que ya sabemos que es un poco como los Oscar, a veces te parecen premios muy merecidos y otras...
Creo que lo mejor de la novela es el protagonista: melchor Marín,  un mosso con un pasado complicado, que llega a trabajar a la Terra Alta. En principio parece un destino tranquilo, un lugar en el que no pasa nada, pero pronto Melchor deberá enfrentarse a un caso impactante: un matrimonio mayor, dueños de una importante industria, aparece asesinado en su casa después de haber sufrido terribles torturas. La novela va y viene entre el pasado del protagonista y la investigación del caso. Me ha parecido interesante y entretenida, pero no me ha gustado el final. Sin hacer spoiler, diré que me resulta forzado para cuadrar el discurso ideológico que hay en el fondo de la novela. A ver qué opináis.

Comments system

Disqus Shortname