domingo, 26 de abril de 2020

LO MUCHO QUE TE AMÉ (MONA JACINTA)

Después de leer Lo mucho que te amé, estoy pensando seriamente en casarme con Eduardo Sacheri. Reconozco que el plan tiene lagunillas: ya estoy casada, a lo mejor él también, no nos conocemos, vive en Argentina...
A lo mejor debo resignarme a leer sus libros sin más, pero me encantaría tener en casa a alguien que escribe así. La verdad es que es curiosa esta pasión que me ha entrado con solo haber leído dos de sus libros: El secreto de la usina y este. Ni siquiera tengo La pregunta de sus ojos que solo conozco por la película de Campanella que tanto me gustó, pero me voy a poner al día en breve.
En esta novela Sacheri nos muestra una historia de amor en el Buenos Aires de los años 50. Una familia de la burguesía con cuatro hijas, un mundo femenino muy bien dibujado, aspectos domésticos, cotidianos y una pasión escondida. Creo que Sacheri debe prestar mucha atención a cómo hablan sus hermanas, sus amigas, las mujeres que conoce, porque el tono está muy bien pillado y creo que la época también. He disfrutado mucho, me ha sacado del confinamiento y me ha llevado a un Buenos Aires que ya no existe.

lunes, 20 de abril de 2020

EL HOMBRE QUE SE FUE A MARTE PORQUE QUERÍA ESTAR SOLO (MONA JACINTA)

Thomas Major es un hombre amargado y gruñón. Es verdad que no le ha ido bien en la vida, pero el caso es que ha desarrollado una aversión por el género humano que le lleva a ofrecerse voluntario para una misión a Marte que es casi un suicidio.
Por otro lado tenemos a la familia Omerod compuesta por Ellie de quince años, su hermano James de diez y su encantadora y demenciada abuela Gladys. La madre murió y el padre está en la cárcel y la pobre Ellie hace lo imposible por esquivar a los servicios sociales y mantener a la familia unida. Estos dos mundos tan ajenos se verán conectados cuando Thomas Major marque por error el teléfono de Gladys. A partir de ahí las historias se enlazan y, por una vez en su vida, Thomas va a hacer algo por los demás. Esta es otra de las novelas feelgood que le pedí a Mónica Serendipia. Me ha encantado. Las conversaciones telefónicas entre la abuela y el astronauta son geniales. Es una historia que va a acabar bien y lo sabes desde el principio , pero van a pasar muchas cosas en el camino. No es nada cursi, tiene mucho sentido del humor y te hace pasar un buen rato. Muy recomendable para estos días.

martes, 14 de abril de 2020

MATEMOS AL TÍO (MONA JACINTA)

Primera de las recomendaciones de Mónica Serendipia de libros feelgood para pasar el confinamiento.
Parece mentira que una novela basada en dos niños de diez años que planean asesinar al tío de uno de ellos sea feelgood, pero lo es. Barnaby es un niño de diez años huérfano que llega a pasar las vacaiones a una isla en Canadá. Nadie le cree cuando dice que su tío quiere asesinarle. solo Christie, una niña que también está pasando las vacaciones allí. Juntos intentarán trazar un plan para matar al malvado tío.
Por lo demás, la isla es un paraje de ensueño donde los niños campan a sus anchas y se hacen amigos de un puma (bueno, el puma discrepa). Solo aparecen por casa para comer las cosas deliciosas que prepara la cabrera que tiene acogida a Christie durante las vacaciones. Me gustan los libros con niños, me devuelven a mi propia infancia, cuando los veranos eran eternos. Aunque haya que asesinar a alguien...

jueves, 9 de abril de 2020

EL CANTO DEL CISNE (MONA JACINTA)

Creo que ya he dicho alguna vez que Edmund Crispin me pone de buen humor. Como estoy muy necesitada de darme alegrías, he vuelto a elegir uno de sus audiolibros. Me ha encantado. Desde el principio en el que se hace una declaración sobre lo insoportables que son por definición los cantantes de ópera, a la historia de amor de dos de los protagonistas y la multitud de personajes curiosos que componen la historia. Y, por supuesto, el genial Gervase Fen. Este es uno de esos crímenes imposibles que al principio se toman por suicidio porque la víctima aparece muerto en su camerino cerrado con llave por dentro. Además, todo el mundo tenía un motivo para asesinar a Edwin Shorthouse. Una delicia de diálogos llenos de humor. Ideal para sobrellevar esta época aburrida.

lunes, 6 de abril de 2020

DE ACUERDO, JEEVES (MONA JACINTA)

En casa de mis padres había montones de libros de Woodehouse. Recuerdo los veranos de mi infancia leyendo y volviendo a leer sus libros, los de Joan Butler y los de Agatha Christie. No nos importaba leerlos veinte veces. Supongo que aún estábamos lo bastante cerca de la infancia como para disfrutar de la repetición de los cuentos.
Llevaba años sin leer ninguno y el otro día, después de pedirle a Mónica Serendipia una lista de libros feelgood para esta época tan fea, me acordé de Jeeves y busqué en kindle.
He disfrutado con esta aventura en la que Bertie Wooster y su inefable mayordomo Jeeves van a casa de tía Daliha. Hay un montón de problemas amorosos que resolver y Bertie, cuando actúa por su cuenta, no hace más que empeorarlos. Son novelas sencillas, con un humor inglés muy apropiado para estos días en que no tenemos la cabeza para grandes profundidades.

miércoles, 1 de abril de 2020

MAQUINAS COMO YO (MONA JACINTA)

Soy súper fan de Ian McEwan, aunque es verdad que no todos sus libros me gustan igual. Me fascinaron Expiación o La ley del menor; me gustaron menos Sábado o Chesil beach.
Máquinas como yo está en el grupo de las que no me han entusiasmado. Es una buena novela, Ian McEwan no sabe escribir mal, pero tiene más peso la parte teórica o filosófica que la de la ficción. La historia se desarrolla en unos distópicos años ochenta en Londres. Es la época de la Guerra de las Malvinas y la Tatcher está en el gobierno, pero no es como fueron los ochenta que conocemos. Ni el desenlace de la guerra ni la situación de la sociedad. Todo es distinto. Alan Turing está vivo y sigue siendo una eminencia en inteligencia artificial. La tecnología ha desarrollado unos robots idénticos en todo a los hombres o mujeres. Pueden aprender, tienen una vida de unos veinte años y son carísimos. El protagonista de la novela se acaba de comprar uno y está lleno de dudas sobre cómo programarlo, qué tipo de carácter solicitar y decide que elegirán las cualidades a medias con su vecina --de la que está enamorado--, como un proyecto común que forme parte de sus vidas.
La novela plantea muchos interrogantes éticos sobre cómo sería la relación con este tipo de "maquinas". Y esa parte es interesante, pero los protagonistas son insoportables (no creo que por azar). Eso hace que resulte un poco áspera como novela. De todas formas, si os aburrís en esta cuarentena, da para un buen debate. Incluso de balcón a balcón.

Comments system

Disqus Shortname