viernes, 22 de mayo de 2020

PRÓXIMA ESTACIÓN (MONA JACINTA)

Me he dado cuenta de que soy una persona feelgood. No porque me gusten estos libros ni porque mi compañía produzca bienestar. No, es que a los que escriben libros feelgood les gustan las mismas cosas que a mí. Mónica Gutierrez parece adivinar que cosas me harán disfrutar y las pone en sus libros: té earl grey, libros, chocolate caliente, hoteles maravillosos, librerías fascinantes y ahora el Orient Express. Los trenes siempre me han fascinado y imaginarme un viaje en un tren de lujo ya me hace morir de emoción. Si a esto le añades una historia de amor entre un chef (que todo el rato prepara cosas riquísimas) y una historiadora; paseos por Venecia o Viena, y viajar de noche mientras cae una intensa nevada comprenderéis que Próxima estación me ha durado un suspiro. Me iba a la cama con él y, cuando apagaba la luz, me imaginaba que estaba yo en un compartimento de lujo atravesando Europa. Ay, Mónica, cómo conoces a tus lectoras y cómo nos haces disfrutar.

2 comentarios:

  1. Me encanta el principio de tu reflexión "Me he dado cuenta de que soy una persona feelgood" ¡Por supuesto que lo eres! Se te nota hasta en tus novelas de crímenes y eso que matas a gente XD
    Me alegra mucho que hayas estado a gusto a bordo, mademoiselle, tenía esta novela en un cajón desde hacía un año y me ha parecido que ahora, más que nunca, necesitamos cosas agradables. Mil gracias por tus palabras. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Claro, esta novela era lo que necesitábamos en este momento de tan poco glamour. Gracias a ti por escribirla.

    ResponderEliminar

Comments system

Disqus Shortname