viernes, 3 de julio de 2020

RUBIA PELIGROSA (MONA JACINTA)

Después de volver a ver El demonio vestido de azul, me entraron muchas ganas de leer de nuevo a Walter Mosley. Además, descubrí que me faltaban dos por leer: Beso canela y Rubia peligrosa. Aún no he conseguido Beso canela, pero he disfrutado y sufrido con Rubia peligrosa.
Las novelas de Easy Rowlings siempre tienen un trasfondo duro, de problemas raciales e injusticia, pero hay otra parte que sirve de contrapunto: amigos que ayudan, familias que quieren, algo que hace que la vida valga la pena.
En esta entrega Easy ya no es joven, anda en los cincuenta y se ve metido en un doble caso de desaparición: su amigo Ratón, al que la policía busca acusándolo de un asesinato y Nath Black, un mercenario que ha huido dejando a su hija en casa de Easy.
Nuestro protagonista está cansado, no se recupera de la tristeza de haber perdido a Bonnie que, además, se va a casar con otro y sigue enfrentándose a los mismos prejuicios e injusticias de toda la vida.
Aunque sea más amarga, es fascinante. Voy volando a buscar Beso canela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comments system

Disqus Shortname