El don


Llegan las vacaciones y tumbada al sol en la playa o en la piscina ¿qué mejor que leer un thriller chino? ¿Os dais cuenta, thriller y chino? ¿Qué puede haber más apetecible? Ancestral cultura mezclada con mentes matemáticas, lenguajes encriptados (encriptar en chino tiene que ser la bomba). La cosa empieza con varios narradores que van dando sus puntos de vista sobre el protagonista y un narrador que parece estar recogiendo la historia. Te vas metiendo y te interesa ver en qué parará la fascinante historia de la mente prodigiosa. Y pasan páginas y páginas y llegas a los códigos supersecretos "púrpura" y "negro". Y dices, pues no quedan muchas páginas para resolver esto. Y de pronto se ha acabado el libro. Y no te has enterado de qué iba. A lo mejor es que me dio mucho el sol en la cabeza., o que no tengo una mente ancestral ni matemática, pero si ya no entiendo ni los thrillers, apaga y vámonos. Quizás pruebe suerte con el Ulises.


%d bloggers like this: